Novedades
Home / Notas / Truth

Truth

Por Leticia Amato (*).- El 29 de mayo de 1851 tuvo lugar el discurso que, en el marco de la Convención de Mujeres de Ohio, sentaría las bases de una discusión hasta entonces soslayada incluso por las propias mujeres que empezaban a organizarse para luchar por sus derechos: al problema de ser mujer se le agregaba otro que agravaba esa ya golpeada condición, ser negra.

Dueña de una oratoria despampanante, Sojouner Truth, una esclava emancipada, improvisó aquel día las palabras que alumbraron al feminismo negro en EE.UU. ¿Acaso yo no soy una mujer? inquirió a los asistentes, todos blancos a excepción de ella, que no habían previsto sumar a la batalla por conquistar la igualdad de género el reclamo histórico al que entonces Truth dio voz: la segregación racial.

Bueno hijos, cuando hay mucho alboroto es porque algo está pasando. Creo que tanto los negros del Sur como las mujeres del Norte están todos hablando de derechos y a los hombres blancos no les queda más que ceder muy pronto, comenzó así la célebre y aclamada intervención de Truth. Según escribió tiempo después una de las mujeres presentes en aquel encuentro, fue uno de los discursos más singulares e interesantes de la convención. Es imposible transferirlo al papel, o transmitir una idea adecuada del efecto que produjo en la audiencia. Sólo aquellos que vieron su forma poderosa, su alma entera, su gesto sincero, y escucharon sus tonos fuertes y veraces, pueden apreciarla.

Tiempo antes, se había hecho público La Narrativa de Sojourner Truth, un relato autobiográfico de enorme valor histórico -escrito por una amiga de Truth-, en el que narra el sin fin de perversiones a las que el sistema esclavista sometió a su raza.

Sojouner Truth nació en EE.UU., en 1797, cuando el tráfico, la compra-venta y la posesión de personas negras en términos de bienes era un asunto tan legítimo como ordenado, gracias al poderoso sistema de amparo y protección legalpara los traficantes y los compradores de esclavos. Las transacciones comerciales de seres humanos con fines esclavistas no eran cosa menor porque sostenían gran parte de la maquinaria de producción capitalista y de paso, anquilosaban un conjunto de prácticas racistas y segregacionistas que aún hoy, casi sin matices, persisten en la sociedad norteamericana.

Su historia de resistencia es de larga data. Al igual que sus congéneres fue vendida en subastas, en reiteradas ocasiones al peor postor, golpeada y violada diariamente desde que tuvo recuerdos. A los 23 años, en lo que sería una disyuntiva desesperada, decidió huir junto a la más pequeña de sus cinco hijos y comenzó para ella otro arduo camino. Un año más tarde, en 1827, el Estado de Nueva York declaró la abolición de la esclavitud pero, no obstante esta nueva condición, el hacendado del que Truth había escapado vendió a uno de sus hijos. Este hecho la llevó a dar una pelea descarnada en los tribunales norteamericanos por la recuperación del niño que, finalmente, en lo que constituyó el primer fallo en la corte norteamericana a favor de una mujer negra, le fue devuelto.

La vida que se le extinguía esclavizada, una vez emancipada brotó y se cobró revancha en la lucha por la abolición definitiva de la esclavitud en todo el territorio norteamericano. De la mano de movimientos abolicionistas de los que formó parte, Sojourner Truth planteó incansablemente la necesidad de hacer consciente y visible la problemática específica de las mujeres negras.


(*) Periodista. Secretaria de Asuntos Profesionales de la UTPBA. Miembro de la Secretaría de Juventud y Nuevas Tecnologías de la FELAP.

También puede revisar

UTPBA en FM Escucha

UTPBA en FM Compartiendo