Novedades
Home / Notas / Portugal: Autogoles en la lucha contra el Covid

Portugal: Autogoles en la lucha contra el Covid

Por Martins Morim (*), desde Lisboa.- El pasado 19 de mayo, los adeptos de Sporting de Lisboa han podido finalmente festejar un título más. Diecinueve años habían transcurrido desde la última victoria en la Liga. No espanta, por lo tanto, el deseo de los fans de festejar la conquista.

Sin embargo, la forma en que se prepararon los festejos fue sorprendente. Como no se permitía la entrada de espectadores en las gradas, la peña JuveLeo instaló una enorme pantalla en el exterior y, por supuesto, los aficionados no tardaron en reunirse en torno al estadio.

Al principio unos pocos cientos, pero cuando el capitán del equipo, el uruguayo Sebastián Coates, levantó el trofeo, había ya miles de personas. Dicen que entre 20 y 30 mil, saltando de un lado a otro, abrazándose y besándose, con y sin máscaras y sin preocuparse por el distanciamiento social.

Todo en contra de las normas sanitarias vigentes. Es sorprendente que se haya autorizado la concentración, y más sorprende el silencio del presidente del club, Frederico Varandas, porque es médico. 

Lo sucedido en los alrededores del estadio primero, y luego en la madrugada de camino al escenario de la fiesta, la plaza del Marqués de Pombal, adquirió proporciones escandalosas y provocó fuertes críticas a la policía, pero sobre todo a las autoridades sanitarias y al gobierno. 

Sin embargo, menos de una semana después, la escena se repitió. Esta vez, en Braga. No en números comparables a los de Lisboa, pero, aun así, muchos cientos o algunos miles, celebrando la victoria del Sporting local en la Copa de Portugal, por tercera vez en el año del centenario del club. 

El último fin de semana también se celebró el Rally de Portugal, la cuarta prueba del Campeonato del Mundo de Rallyes y, por supuesto, en varios lugares por los que pasaron los coches, hubo una inquietante concentración de gente.  

Entretanto, las autoridades han identificado una veintena de casos de infección por el SRAS-CoV-2 asociado a las celebraciones de la victoria del Sporting en el campeonato de fútbol, pero admiten que puede haber más y que aún no se ha establecido esta relación.

En respuesta a las preguntas de la agencia de noticias Lusa, la Dirección General de Salud (DGS) dice que hasta ahora “se han notificado cerca de dos docenas de casos asociados a las celebraciones del campeonato de fútbol”, aunque añade que las celebraciones “no explican todo el fenómeno” y que la incidencia acumulada a 14 días por cada 100.000 habitantes en el municipio de Lisboa “ha tenido una tendencia al alza desde principios de mayo, siguiendo el padrón nacional en cuanto a la distribución por edades”. 

En otras palabras, después de cinco meses de encierro, de resiliencia y de un comportamiento cívico encomiable, con la recuperación de la libertad y la reanudación de la llamada vida normal, hay portugueses que se apuntan autogoles en la lucha contra Covid.

Y bastó para tanto que la emoción se impusiera a la razón, como si el deporte y el fútbol fueran el mundo. 

Lisboa puede superar los 180 casos por cada cien mil habitantes la próxima semana y un investigador de la Universidad de Lisboa cree que algo específico ocurrió en la capital para que el municipio esté teniendo un índice de aumento de casos muy superior al que ocurre en el resto del país. Y las celebraciones del campeonato por parte de los aficionados del Sporting siguen apareciendo como la hipótesis más probable. 

Se teme que, por desgracia, pueda ocurrir algo similar en otras regiones del país, concretamente en Braga, en el norte, y en la región central por la que pasó el Rally de Portugal. Aun así, Portugal es uno de los países más seguros de la Unión Europea, lo que anima a los portugueses a volver poco a poco a la llamada vida normal. Según los últimos datos publicados por la DGS el lunes, Portugal registró el domingo 241 casos positivos de covid-19 (la cifra más alta desde el 29 de abril) y una muerte asociada a la enfermedad.

Al menos el 40% de los nuevos casos se identificaron en la región de Lisboa y el Valle del Tajo. Hay 239 pacientes hospitalizados, 19 más que el día anterior. De ellos, 57 están en unidades de cuidados intensivos, uno menos que el día anterior.

(*) Periodista. 

También puede revisar

UTPBA en FM Escucha

UTPBA en FM Compartiendo