Home / Destacados / Millones de pobres y pocos millonarios

Millones de pobres y pocos millonarios

Por Sergio Torres (*).- La nota, publicada días atrás en el New York Times es un cachetazo a millones de trabajadores y trabajadoras de todo el mundo: mientras los asalariados ahora no sólo hacen magia para llegar a fin de mes, sino también para poder concurrir a sus lugares de trabajo, la paga de los CEO´s son exorbitantes, incluso en medio de una pandemia. Feliz 1 de mayo.

De acuerdo a este trabajo, los veinte CEO´s que más dinero ingresaron a sus cuentas obtuvieron ganancias de entre 31.27 a 211.13 millones de dólares al año.

Casualmente, la paga más alta la recibió el fundador, presidente y director ejecutivo de Paycom, Chad Richison. ¿A qué se dedica Paycom? Administra en línea recursos humanos.

Del segundo al quinto lugar en ganancias están los ejecutivos de 1Life Healthcare (cadena de clínicas de atención primaria, 199 millones de dólares), T-Mobile (operador de redes móviles, 137.2 millones), General Electric (corporación conglomerada multinacional de infraestructura, servicios financieros y medios de comunicación que construye desde aviones de guerra a prótesis para uso humano, 73 millones) y la compañía internacional de hoteles Hilton, que le abonó a su máximo responsable, Chris Nassetta, casi 56 millones de dólares por un año de trabajo. La teoría del derrame pero al revés.

Según datos oficiales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el mundo hay unos 3.300 millones de trabajadores/as registrados/as. Otro informe de la entidad señala que el gran problema del trabajo a nivel mundial son las malas condiciones para desarrollar las tareas, lo cual abarca desde paga insuficiente a falta de elementos de seguridad, seguro médico y aportes salariales, entre otras falencias.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), integrada por 37 naciones, consignó recientemente que en el mundo hay aproximadamente un 10 por ciento de la población con falta de empleo, si entre este dato y los 3.300 millones de ocupados formales incluimos el trabajo en negro, la explotación laboral, el trabajo infantil, y los semi empleados podemos concluir rápidamente que el de el trabajo es, y será aún más en el futuro, uno de los grandes temas a resolver en el mundo.

Si hay algo que queda claro pasado recientemente un nuevo Día Internacional de los Trabajadores es que cada vez más -como nunca antes- unos pocos se hacen multimillonarios con el trabajo ajeno, y esto no es culpa de la pandemia.

(*) Periodista

También puede revisar

No somos la Corte Suprema: somos la UTPBA

¿Quiénes usurpan la UTPBA? ¿Son los luchadores sociales antiimperialistas? ¿Sí? ¿Son los luchadores que combaten …

“Quien quiera oír que oiga”: Repudiamos la usurpación

Usurpación y robo del predio de 13 hectáreas en Moreno. Allí funcionaba el Complejo Cultural, …