Novedades
Home / Derechos Humanos / ¡Con los treinta mil presentes!

¡Con los treinta mil presentes!

El siguiente texto es la introducción a la segunda edición del libro de la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires, UTPBA, en el que se reivindica la vida y la obra de las compañeras y compañeros desaparecidas/os y asesinadas/os por la Dictadura Cívico- Militar. Se incorporaron en dicha edición los nombres de los compañeros Mario Bonino, primer periodista asesinado en democracia, 11 de noviembre de 1993, y José Luis Cabezas, asesinado el 25 de enero de 1997.    

Por Juan Carlos Camaño (*).- Han transcurrido más de dos décadas -desde 1976 a 1998- y hoy muy poca gente ignora el papel jugado por las Fuerzas Armadas desde mediados de los años setenta hasta principio de los ochenta. La luz encendida por distintos luchadores sociales alumbró una historia que asesinos y cómplices pretendieron ocultar y tergiversar. Y genocidas, torturadores, extorsionadores, violadores y delincuentes de toda laya fueron quedando al desnudo.

Para ellos no alcanzó con las leyes de punto final y obediencia debida, ni tampoco con los indultos. Nada les ha servido como salvoconducto frente a la sociedad argentina.

Ahora a nadie escapa que planificaron el terror y con éste la aplicación de un modelo económico atado a los intereses de la clase dominante. Se sabe, por más que hayan intentado el olvido y el silencio en nombre de dios, la patria y la humanidad, que se trató de un plan de exterminio pensado y ejecutado por corruptos y criminales. Que mataban, violaban mujeres embarazadas, secuestraban niños y depositaban el fruto de sus robos en bancos suizos, alemanes, franceses y estadounidenses.

Ellos hicieron desaparecer a 30.000 personas, entre las que se encontraban nuestros compañeros del gremio de prensa. Necesitaban acallar a los periodistas y asegurarse que, bajo el paraguas de la Doctrina de Seguridad Nacional, los argentinos fuéramos “derechos y humanos” y aceptáramos mansamente aquello de: “el silencio es salud”.

Necesitaban ponerle candado a la historia y que nunca más se los denunciara y señalara como lo que fueron, como lo que todavía son. Sin embargo,el paso del tiempo no les sirvió para enmascararse, ni siquiera cuando muchos de ellos incursionando en el terreno político se mimetizaron en el tipo de democracia que caracteriza al país actual.

Pero ese tiempo transcurrido -más de veinte años-, no fue sinónimo de olvido y, muy por el contrario, sí un espacio en el que la memoria de los trabajadores de prensa se encendió una y otra vez para decir presente en nombre de todos los compañeros encarcelados, vejados, torturados, asesinados.

Este libro parido en 1986 (**) constituye, junto a otras luchas y a quienes jamás se apagaron en la amnesia cómplice, un testimonio permanente. Con su vigencia renovamos todos los días el compromiso asumido por aquellos hombres y mujeres que desde la profesión periodística trascendieron los límites corporativos para luchar por una sociedad justa y un mundo mejor.

Con vida los queremos” no fue, ni es, tan sólo una sentida consigna, ni una exigencia gritada con pasión mientras otros callaban. También ha significado, y significa, oponer la verdad frente a cualquier nuevo intento de hacer desaparecer a nuestros desaparecidos. 


(*) Desde 1984 hasta 1986, inclusive, Secretario de Relaciones Sindicales e Internacionales de la Asociación de Periodistas de Buenos Aires, APBA, y Presidente de la Subcomisión de Derechos Humanos, primera en su género en los gremios de todo el país. En 1998, Secretario General de la UTPBA. Actualmente: Presidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP.

(**) Primera edición, 1986. Segunda, 1998. Tercera, 2007. Esta última fue distribuida, también de manera gratuita, a más de 8.000  compañeras y compañeros del gremio y entre distintas organizaciones sociales. 

También puede revisar

Las voces que se multiplican

Nuestra organización lanza a partir de este mes de noviembre una serie de entrevistas a …

Fanny Mandelbaum

P- ¿Cuáles son las dificultades que estás atravesando en el plano personal, profesional o laboral …