Novedades
Home / Derechos Humanos / Asesinados en democracia

Asesinados en democracia

Mario Bonino: primer periodista asesinado en democracia, en 1993.

José Luis Cabezas:
reportero gráfico asesinado en 1997.

Periodistas y sociedad contra la pared


El asesinato de Mario Bonino, al igual que el de José Luis Cabezas, no fueron hechos aislados, sino que se produjeron durante los años en los que se registraron la mayor cantidad de ataques contra los periodistas argentinos, de acuerdo a datos recogidos por la propia UTPBA.

“En un país de largos silencios y no pocas indiferencias”, señalábamos en una de nuestras publicaciones del año 1998: “en coincidencia con las nuevas agresiones y amenazas a periodistas y sus familias, el gobierno (menemista) coloca a todos los medios de comunicación y a todos los periodistas bajo sospecha acerca de su rol en supuestas conspiraciones golpistas”.

Y en el mismo periódico agregábamos que “la UTPBA convocó a movilizarse, bajo la consigna La peor Opinión es el Silencio, denunciando la existencia de mafias la impunidad con que se las encubría y se les habilitaba su desarrollo. Por aquel entonces, valga la  memoria, Cavallo (el ex ministro de Economía del menemismo) quien formaba parte del gobierno, no decía ni una palabra y muchos otros suponían que la UTPBA exageraba. Mejor era mirar para un costado: todavía había esperanzas, ingenuas o cómplices, de que las privatizaciones nos llevarían al bienestar general.

Ante diez mil personas en la Plaza de Mayo -continuaba nuestra citada publicación de 1998-, en setiembre de 1993, dijimos que no queríamos un muerto. Dos meses después nos mataban a nuestro compañero, Mario Bonino… La justicia se declaró, de hecho, incompetente e impotente y adujo que jamás encontró colaboración de parte de las fuerzas de seguridad”, para el esclarecimiento de los hechos.

“Como así tampoco se esclarecieron las centenas de agresiones y amenazas a periodistas al momento -1993-, que el propio Bonino denunciaba, horas antes de ser asesinado. La sociedad con memoria recordará que por aquellos días, de 1993, la UTPBA había denunciado más de quinientos casos de agresiones y amenazas a la prensa. Ahora, en 1998, casi nadie ignora que los periodistas-trabajadores de prensa amenazados, agredidos y querellados superan los ochocientos y que fuimos víctimas de dos asesinatos” -Bonino y Cabezas.


Texto publicado en la tercera edición de “Periodistas desaparecidos y asesinados Siempre Presentes”, UTPBA, 2007.

También puede revisar

¡Con los treinta mil presentes!

El siguiente texto es la introducción a la segunda edición del libro de la Unión …

Héctor Demarchi

Fue secuestrado a la salida del diario El Cronista Comercial, en donde había trabajado hasta …