Home / FELAP / Con los periodistas

Con los periodistas

“¿Cuál país del tercer mundo redujo el analfabetismo a cero y en qué tiempo? ¿Qué país del tercer mundo alcanzó un nivel promedio de nueve grados para la población en un brevísimo lapso de tiempo? ¿Qué país en este mundo tiene una población con los conocimientos y la cultura política de nuestro pueblo, donde cualquier joven sabe dónde está China, Vietnam, la Conchinchina, como se decía antes, o un país remoto del Pacífico, que la inmensa mayoría de los políticos norteamericanos no saben dónde están?”

El párrafo pertenece al discurso que en 1999 el comandante Fidel Castro dio en el Aula Magna de la Universidad de La Habana una vez cerrado el VIII Congreso de la FELAP realizado en Cuba. Aquella vez Fidel se acercó a saludar a los delegados de las organizaciones pertenecientes a distintos países de la región, miembros de nuestra organización continental (en la foto que ilustra la nota Juan Carlos Camaño, Fidel Castro y Tubal Páez Hernández) .

Fidel habló de periodismo, de comunicación, de política, de filosofía, de arte, de ciencia, de medicina, de los problemas más acuciantes de la sociedad mundial, de los peligros de extinción de la especie humana y del propio planeta si continuaran prosperando las políticas depredadoras del capitalismo. Y, como en tantas otras ocasiones, se refirió a Cuba y a las mentiras sistemáticas con que siempre se pretendió, y se pretende, descalificar, una propuesta de sociedad más humana en la que los principios y la dignidad son pilares para una vida y un mundo mejor.

“¿Qué país sabe de historia universal, digamos, y de los problemas esenciales que pasan en cualquier parte del mundo? ¿Qué pasó en Vietnam, qué pasó en el Sahara, qué pasó en Sudáfrica? ¿Qué pasó en cualquier país latinoamericano, en Argentina, en Uruguay, en Chile? ¿Qué pasó en Centroamérica? ¿Qué pasó con las guerras sucias? ¿Quién armó y entrenó a los torturadores y criminales más grandes que han existido en este mundo? ¿Quién es el culpable de que aquella invasión mercenaria tipo Girón, en un país hermano de Centroamérica, diera lugar a 150 000 muertos y entre ellos alrededor de 1 000 desaparecidos?”.

Y siguió diciendo: “son los ´apóstoles` de la democracia, de la justicia, de los derechos humanos, los que pactaron con gobiernos fascistas en aquel momento en el que concluyó la Segunda Guerra Mundial, se llevaron a los técnicos nazis en armamentos, que contaron en Estados Unidos con los medios para fabricar bombas más perfectas, misiles y todos los armamentos sofisticados con que hoy dominan o pretenden dominar al mundo”.

A ese Congreso de la FELAP y en esa memorable jornada en el Aula Magna de la Universidad de La Habana la UTPBA asistió con los siguientes compañeros entre otros: Juan Carlos Camaño –en aquel entonces Secretario General de la FELAP-, Daniel das Neves, Lidia Fagale, Ana María Careaga, Daniel Terreno, Claudia Quiñones, Carlos Bonelli, Norberto Torres y Jorge Ávila. Y como todos los asistentes, las compañeras y compañeros de la UTPBA tuvieron el honor de escuchar a un Fidel extraordinariamente lúcido, sabio, docente, repasando la historia de la humanidad con la mirada puesta en el futuro.

“¿Qué país robó más cerebros? Baste decir que este continente graduó en varias décadas 1 500 000 médicos, de los cuales 750 000 están en el extranjero, y casi todos en Estados Unidos. Los países industrializados le han robado en los últimos 40 años a América Latina un número de profesionales, no recuerdo con exactitud la cifra. Sólo sé el costo de la formación de esos profesionales, según una investigación realizada, fue no menos de 30 mil millones de dólares, se los llevaron sin pagar un centavo.

No son los graduados en las universidades de Estados Unidos los que van a Haití, a Centroamérica, a Suramérica, a contribuir al desarrollo de esos países con sus conocimientos.

Robando cerebros han despojado de muchas de las mejores inteligencias a este hemisferio, y hoy ya todo el mundo admite que la inteligencia, los conocimientos, la información son el factor fundamental del desarrollo. Se han llevado realmente muchos de los mejores, no han pagado un centavo; no crean que nos saquean sólo a través de las altas tasas de interés, deuda pública, intercambio desigual, explotación brutal de la mano de obra barata de nuestro país.”

Fidel dio entonces una extraordinaria lección sobre distintos aspectos de la realidad mundial y explicó con enorme claridad que Cuba no era sometida a más vejámenes por el capitalismo-imperialismo. No apenas se detuvo en datos y en cifras para mostrar los logros de la Revolución, sino que explicó en una brillante exposición los avances del pueblo cubano en materia de conocimientos y en el respeto al ser humano.

 

 

 

También puede revisar

Moreno: ¿camino a la solución?

Antes del 30 de junio de este año, la UTPBA debería ser notificada por la …

Enterados

La UTPBA entregó en el Congreso Nacional la más reciente edición de denuncia referida a …