Home / Entrevistas / Ariel Fronte: “Para hacer radio lo importante es capacitarse”

Ariel Fronte: “Para hacer radio lo importante es capacitarse”

Ariel Fronte combina la juventud con la experiencia en el laburo de hacer radio. Como él mismo dice, comenzó su vínculo con la radio como oyente, cuando las FM comenzaban a asomar a mediados de los ochentas. Jugó en casi todos los puestos en diferentes emisoras: productor, operador, conductor. En esta charla habla sobre la vigencia de la radio a pesar de las nuevas formas de comunicación, de las redes sociales y valora la capacitación como herramienta fundamental para comunicar.

– ¿Por qué la radio no pierde vigencia?

La radio tiene la ventaja de poder recrearse como medio constantemente. Ofrece variantes, desde una radio de primera línea a una radio comunitaria, que se resuelve con una computadora, micrófono y un par de programas de edición de audio y podés trabajar. Eso en el Gran Buenos Aires y el interior del país se ve mucho, porque básicamente lo que necesitás es tu voz y el medio para transmitir, que como te decía antes ofrece variantes.

– ¿La llegada de internet le restó o le sumó a la radio?

Creo que le aportó aún más variantes. Si vas al primer o segundo cordón del conurbano bonaerense las frecuencias están muy saturadas. Hace veinte años con 1 kilowatt cubrías mucho, y antes aún con 300 vatios llegabas desde la Capital hasta La Plata.

Internet te da la posibilidad de incluso tener un blog, subís el audio a internet y estás haciendo radio sin tener una radio. Tener la dinámica de ir a escuchar algo pre grabado ya es otra cosa, pero poder se puede. En el tema de la radio, desde sus inicios, la creatividad marca la diferencia.

– Por lo que decís, Internet amplió las posibilidades de hacer radio.

Tenés streaming gratuito, podés dejar audio grabado, podés hacer un programa de radio en un horario determinado desde tu propia casa. Hoy con una computadora, un micrófono y conexión a internet podés hacer tu propio programa. Es algo elemental en un punto pero es importante también, porque es una buena escuela para ir aprendiendo a hacer radio, a manejar artísticas. En un inicio la tarea de hacer radio es bastante similar a la de una radio formal.

-¿Es una ventaja o una desventaja Internet?

Depende del uso que se le dé. No siempre juega a favor de lo que hacés. Creo que en la comunicación alternativa o comunitaria acercó las herramientas para hacer, pero también te da cierta comodidad como para no tener que caminar tanto la calle, entonces eso también atenta contra tu laburo.

-¿Y las redes sociales qué papel juegan en la nueva radio?

Creo que quebraron la relación tradicional con el oyente, que era a través del teléfono. Ahora son muchas las variantes que existen. Tampoco hay que creer que a las radios masivas les importe demasiado lo que el oyente tiene para decir, pero sí le importa es que interactúe por las redes sociales, porque ayuda a promocionar su producto, sea la propia radio, un programa o una sección o nota que eventualmente esté saliendo al aire. Antes un oyente mandaba un carta a la radio, ahora tiene que opinar en 140 caracteres o en la edición de audio de treinta segundos mientras se va a una tanda.

-¿Notaste un cambio desde que empezaste a trabajar en radio?

Hace veinte años que estoy en el tema radio y la verdad es que el primer cambio sustancial del que te puedo hablar es el de los tiempos, y no lo digo en un sentido nostálgico. Creo que se perdieron las posibilidades de hacer buenos análisis, ahora se depende del impacto, y de las redes sociales para que lo reflejen. Actualmente me cuesta encontrar en la radio a alguien que te deje pensando un rato sobre algún tema. Se pasa de una cosa a otra de una manera demasiado rápida, y no terminás de reflexionar ni de asimilar nada. Ya no hay encantadores de serpientes en la radio.

-¿Se perdió la barrera entre la radio AM y la FM?

Se perdió esa barrera porque en primera instancia había una diferencia tecnológica. La AM tiene un sonido plano, en cambio la FM con su sonido estéreo da otra dimensión. La AM tiene mucho más alcance a pesar de ser más rudimentaria. Ahora la FM tiene mañana de información política, policiales, etc. Y las AM se fueron impregnando del estilo de las FM y tienen conductores más jóvenes, una edición parecida en algunos casos, y cuando se digitalicen las señales y la llegada sea similar va a ser una concepción artística pero no técnica la de AM versus FM.

-¿A pesar de las nuevas formas de comunicar la radio no pierde vigencia?

No, no pierde vigencia y creo que entre otras cosas es porque tiene un formato muy noble, porque mientras uno escucha puede hacer otras cosas. Es una compañía, uno presta atención de a ratos. En los autos, en las oficinas, la gente que va de a pie puede escuchar la radio también. Creo que eso a pesar de que pase el tiempo no creo que pierda audiencia. Siempre es más fácil de llevar a todos lados, no se puede hacer con la tele, ni siquiera con el diario.

-¿Cuál es la clave para hacer radio?

Lo más importante es capacitarse. Tengo experiencia en la radio y he encontrado cosas excelentes hechas con talento y poca plata, pero también para eso hay que capacitarse, saber qué es lo que uno quiere hacer y cómo lo va a hacer. Capacitarse te mantiene alerta y un poco disconforme con lo que hacés, siempre te obliga a explotar más tus capacidades.

También puede revisar

“Hoy más que nunca la lucha es ideológica y política”

Entrevistó Silvana Redivo (*).- La realización del IV Foro de la Plataforma de Cooperación de …

“Justicia social para los condenados de la tierra, no dádivas”

Extracto de la entrevista al compañero Juan Carlos Camaño, presidente de la Federación Latinoamericana de …

Deja un comentario