Home / Notas / Suiza: Crisis sanitaria impacta y revaloriza la prensa

Suiza: Crisis sanitaria impacta y revaloriza la prensa

Por Sergio Ferrari (*), desde Berna, Suiza.- Más necesarios que nunca, los medios jugaron un papel fundamental durante la pandemia. Sin embargo, la crisis no se frenó en la puerta de las redacciones y, en la post crisis, el futuro de la información aviva el debate político de la sociedad suiza.

El mes de mayo, en pleno confinamiento decretado a mediados de marzo, fue fatal para la prensa helvética.

El 7, se anunciaba el cierre del periódico Le Regional, con sede en Vevey. Tres semanas más tarde bajó la cortina El Micro, un emprendimiento informativo gestionado por los mismos periodistas.

Entre medio, el 19 de mayo, uno de los pesos pesados de la prensa comercial, Ringier Axel Springer Suisse, anticipaba la reestructuración del semanario L’Ilustré, con la supresión de 8 puestos de trabajo.

La COVID-19 además de los 31 mil casos, los 1680 decesos – 20 cada 100 mil habitantes- marca su impacto en un sector muy golpeado, marcado, en particular, por la caída abrupta de los ingresos publicitarios.

Los tres principales sindicatos de prensa del país, con SYNDICOM a la cabeza, y el apoyo activo de la Unión Sindical Suiza -principal federación de trabajadores, de la cual el sindicato de la comunicación hace parte- reaccionaron rápidamente desde el primer minuto de la crisis recordando al poder público y a la sociedad la importancia de los medios en la existencia, defensa y fortalecimiento del ejercicio democrático a pesar de la situación de emergencia, y demostrando, en los hechos, el aporte decisivo del trabajo cotidiano de miles de trabajadores de la comunicación, cuando los periódicos, la radio, la televisión y los medios virtuales eran prácticamente las únicas “voces” externas que penetraban en los hogares confinados.

Y fue esa movilización activa, sindical, virtual, la que permitió logros contundentes para el sector. La aceptación del Estado en apoyo a los periodistas-fotógrafos independientes, reconociéndoles como trabajadores por cuenta propia y subsidiándole parte de sus pérdidas. La decisión oficial de un apoyo financiero significativo a la Agencia de Noticias nacional ATS-SDA-Keystone (Agencia Telegráfica Suiza), que cuenta una estructura jurídica privada, impidiéndole la distribución de beneficio.  Así como un monto de emergencia para radios y televisiones regionales, así como la TV pública.

Y, lo que es más trascendente, esa movilización sindical promovió el debate parlamentario – que se acaba de concluir este jueves 18 de junio-, con la aprobación de un paquete significativo de apoyo indirecto a los medios escritos, especialmente, subsidiando parte de los gastos de la distribución postal y a domicilio.

La crisis, verdadero tsunami social golpeó frontalmente a los medios suizos. En medio de las olas gigantes, sin embargo, el rol de la información como bien público, golpeó la arrogancia histórica del sector privado y mojó -casi hasta ahogarlos- los argumentos neoliberales que pregonan que la información es una mercancía más.

(*) Periodista RP. Co -Presidente de SYNDICOM (Sindicato Suizo de la Comunicación).

Sobre Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires

También puede revisar

Ismael en primera línea

Los profesionales de la salud han demostrado un alto grado de compromiso en sus lugares …

Ya sabemos quiénes pagarán las crisis de la pandemia

Por Sergio Torres (*).- La frase, como un mantra, surge y se repite ante escenarios …