Home / Notas / Covid – 19: todos merecen su porción

Covid – 19: todos merecen su porción

Por Cristian Alonso (*).- Mientras el término “barrios populares” y “barriadas” hacen punta en el vocablo de la noticia local y la política, “el barrio” de CABA no tenía agua en medio de la Pandemia.

La responsabilidad de asistir a los que menos tienen debería ser consigna de guerra sin medir color político ni nada que los desligue de su deber de funcionario público.

Llevar agua al barrio y también de hacer llegar vacunas a la obra social de una organización gremial, y a sus afiliados en tiempo y forma, es también su deber.

Un informe de la OMS (Organización Mundial de la Salud) del 22 de Mayo dice: “La COVID-19 está interrumpiendo los servicios esenciales de inmunización en todo el mundo y, como consecuencia, millones de niños (tanto de países ricos como pobres) están en peligro de contraer enfermedades como la difteria, el sarampión y la poliomielitis”.

Se trata de una grave advertencia de la OMS, UNICEF y Gavi (Alianza para las Vacunas) con motivo de la Cumbre Mundial sobre las vacunas que se celebrará el próximo 4 de junio, y que reunirá a los dirigentes mundiales para tratar de mantener los programas de inmunización, y mitigar el impacto de la pandemia sobre los países de bajos ingresos.

Estados, científicos, universidades públicas y privadas, industrias farmacéuticas y laboratorios se muestran – de acuerdo con sus intereses- interesados en buscar una salida.

La gente espera. Mientras tanto, los números de muertes son parte de los noticieros y de la vida en el encierro. La creencia en un progreso material y moral está atravesando su crisis más seria.

Mientras les cerramos la ventana a los noticieros tradicionales para no escuchar malas noticias, dedicamos infinidad de horas a contenidos volcados a la red, donde quienes lo producen pelean  entre el escaso de reconocimiento económico y la apropiación de su derecho a la propiedad intelectual.

Se espera un acompañamiento colaborativo y solidario, una espera que muchas veces suena más a expresión de deseos. La situación generada por la Pandemia-Covid19-Coronavirus no deja de tener un fuerte registro político.

Las decisiones y resultados de hoy serán el debate de mañana en el terreno político tradicional. Pero, sin dudas, que los Estados Gendarmes sumarán más miedo sus dispositivos de control a partir de las consecuencias de esta Pandemia.

La naturalidad de la muerte en términos numéricos se instaló. El “no abrazo”, el aislamiento, la desconfianza y guerra de clases entró en ebullición. Y todos estamos dentro. La OMS confirma que para fines de mayo, principios de junio, la tormenta del Covid – 19 se instalará en nuestra América Latina de manera contundente.

El siglo XXI mostró sus garras. Ya nada es problema de uno (nunca lo fue),  sino de todos. Aunque con abismales diferencias en las responsabilidades, el desafío es de todos.

Todos tenemos el mismo derecho a recibir vacunas, trabajo y alimentos. A una vida digna con nuestra familia accediendo a vacaciones, recreación, salidas culturales. Todo esto dicho en medio de una pandemia suena raro, como fuera de lugar, pero debemos reiterarlo una y otra vez.

En lo que va del siglo XXI los índices de pobreza y desocupación son alarmantes, y es posible que se necesite un poco más que apenas ponernos de acuerdo en ser solidarios y tolerantes. Quizá sólo con eso no alcance.

Ya no se trata de saber cómo nos expresamos, sino cómo actuamos. Así, no defender nuestros Convenios Colectivos de Trabajo cuando dicen que quieren “discutir”  el futuro del trabajo es como salir sin barbijo en épocas de pandemia. 

Este año el Covid-19 expone una disyuntiva: o continuamos la miseria creciente del capitalismo o elegimos una vida digna. Interpela nuestra propia vida.

(*) Licenciado en Comunicación Social. Docente UNLP. Miembro de conducción de la UTPBA

Sobre Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires

También puede revisar

Ismael en primera línea

Los profesionales de la salud han demostrado un alto grado de compromiso en sus lugares …

Ya sabemos quiénes pagarán las crisis de la pandemia

Por Sergio Torres (*).- La frase, como un mantra, surge y se repite ante escenarios …