Home / Género / #8M – Paramos

#8M – Paramos

Por Valeria Tellechea y Nadia Beherens.- Por cuarta vez, el Paro General Internacional y Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans, Bisexuales, No Binaries se da lugar en nuestro país, para hacer frente a una realidad política y social cada vez más adversa y para continuar en la construcción de una historia colectiva. El 8M paramos.

El Paro

Uno de los principales momentos que ha sido bisagra en estos últimos años, es la primera marcha de Ni Una Menos, en el año 2015, que ha puesto en agenda pública la gran cantidad de femicidios en Argentina. En aquel momento, no existían aún datos oficiales acerca de estos asesinatos por cuestión de género, sino que el relevamiento era realizado únicamente por organizaciones que trabajaban en contra de la violencia machista, según los casos que aparecían en los medios de comunicación. Este hecho puso en la superficie todas las luchas que llevaban hace años los movimientos de mujeres y feministas en nuestro país.

A pesar de todo esto, los relevamientos de femicidios en los medios -quienes comenzaron a hacerse cierto eco de esta problemática social- iban en aumento. En el 2016, luego de sucederse siete femicidios en una semana, comienza a gestarse el Primer Paro de Mujeres, que consistió en parar una hora todas las actividades.

A partir de la presión del movimiento feminista, se aprueba la creación del Observatorio de Femicidios del Defensor del Pueblo de la Nación en el año 2016. Sin embargo, los números al día de hoy siguen siendo alarmantes: en lo que va del 2019, han ocurrido 45 femicidios y más de 15 travesticidios. Se suma a esta situación el recorte presupuestario y las políticas de ajuste que han sufrido diferentes organismos estatales, encargados de velar por los derechos de niños, niñas y adolescentes, de las mujeres y de la diversidad sexual.

Argentina se suma, de esta manera, a un movimiento coyuntural de más de 70 países que llevan adelante el Paro Internacional.

Este 8M nos encontramos con un  Paro General Internacional y Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans, Bisexuales, No Binaries que ha colmado las calles ya desde hace algunos días con un acampe frente al Congreso. Luego de varias asambleas donde se decidió una marcha antipatriarcal y antibiologicista, por cuarta vez marcharemos porque somos parte de una historia colectiva.

EL FEMINISMO

El feminismo de hoy no es el mismo de hace años, va en cambio constante. Los objetivos son los que van cambiando, así también quienes lo componen. Es decir: mientras haya algún tipo de cambio social, las cuestiones que tienen que ver con  el género -sean las personas que lo expresan como los estudios que haya sobre el mismo- no son categorías fijas.

El feminismo hoy es una forma de conocer el mundo que ya no tiene que ver solamente con la igualdad como horizonte. Pensemos en que la palabra femicidio no está instalada del todo en los medios, todavía no se la enuncia como corresponde porque no se la entiende. Cuando hablamos de femicidio, ahí vemos de qué se trata toda esta historia: es un crimen de odio contra una persona por su condición de género femenino. Ésta es la larga historia que nos antecede y el hilo que se extiende hasta el día de hoy, atravesando todos los cambios sociales y políticos: nuestro derecho a la vida y a la libertad.

La masividad con la que nos encontramos hoy, no es más que consumo. El sistema de poder absorbe ciertos elementos “digeribles” del feminismo e intenta estandarizarlo. Es por eso que en la actualidad proliferan los grupos de derecha y reaccionarios que se proclaman feministas. También las nuevas generaciones con más accesibilidad tecnológica que ingresan al feminismo, ensanchan el tráfico de información  y consumo que hay a su alrededor.

Pero afirmar que cualquiera puede ser feminista no es tan así. Nadie entrega carnets ni se nos afilia, pero para /ser/ feminista hay que /hacer/ cierto tipo de recorrido por la historia. Hay que poner nuestra experiencia, reflexión, cuerpo y trabajo con una finalidad social en común. El feminismo es una práctica, no es solamente una forma de conocimiento.

Decir que el feminismo es “de las mujeres”, trajo consigo un esencialismo que es un problema que pensamos ya superado. Gracias al intento de ingreso de grupos reaccionarios en las asambleas feministas en la Ciudad de Buenos Aires, se afianzaron aún más las alianzas entre las diferentes identidades que componen el frente que pone los rostros y las voces a nuestras demandas. Con más firmeza, este Paro Plurinacional e Internacional del 8 de marzo, será representado por una trans, una afro, una de pueblos originarios, una de activismo gordx, una trabajadora en lucha y una madre de Plaza de Mayo.

*Ph: Florencia Di Tullio
Fuente: http://revistafurias.com/%EF%BB%BF8m-hoy-paramos/

Sobre Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires

También puede revisar

OIT: “Las mujeres ganan significativamente menos que los hombres”

Un reciente informe sobre calidad laboral elaborado en más de cuarenta y un países pone …

Pájaros llenos de pájaros

Por Silvana Melo (*).- No son madres potenciales por mandato, por aluvión, por historia. Son golondrinas …