Home / Notas / Lo que va de ayer a hoy

Lo que va de ayer a hoy

Cuando el bloqueo de 1902, no hubo quintas columnas de apoyo

Por Eleazar Díaz Rangel (*).- No hay excepciones entre los últimos presidentes de Estados Unidos respecto a sus políticas hacia los países de América Latina. Entonces fueron su patio trasero. Fuentes de materias primas, votos donde los necesitó (ONU, OEA, etc.). Y en relación con la Venezuela que comienza con Chávez, todos en Washington se incomodaron con un país independiente y soberano, y pretendieron lo mismo: desconocer esa independencia y esa soberanía. No han podido ni podrán en tanto subsista la unidad pueblo-Fuerza Armada. Hasta quien por su color se creía gobernaría distinto, todavía tiene plena vigencia la declaración de Obama de que somos un país que amenaza la seguridad y la política exterior de EEUU. ¿No la habrán olvidado?

Pero si es de buscar antecedentes de esa política, la historia nos lo muestra con facilidad. Hojeando en las páginas de “El hombre de La levita gris”, Enrique Bernardo Núñez nos cuenta un episodio de hace más de 100 años.

Después del bloqueo a Venezuela en 1902, cuando las potencias europeas hundieron o capturaron los barquitos de nuestra Armada y cañonearon varios castillos, Estados Unidos era prácticamente dueño de la situación, imponía la doctrina Monroe, y se asumió como el cobrador de deudas a Venezuela, reales o supuestas, en todo caso exageradas. Hubo un momento propicio para un ultimátum.

Cuenta Enrique B. Núñez que el 6 de febrero de 1905, el secretario de Estado, John Hay, había enviado este ultimátum al canciller general Alejandro Ibarra: “Si el Gobierno de Venezuela se niega fundamentalmente a consentir en un arbitraje… el gobierno de Estados Unidos puede lamentablemente verse obligado a tomar todas las medidas que juzgue necesarias para lograr la completa reparación, sin acudir al arbitraje”.

La respuesta del canciller, atendiendo a las instrucciones del presidente Castro no podía ser otra “…que el gobierno para considerar esa nota, necesita saber si de lo que se trata es de la soberanía e Independencia, es decir, si el Gobierno de Estados Unidos respeta y acata la legislación de la República y la honorabilidad de sus Tribunales o no”.

Cuenta EBN que entonces el embajador “Bowen aconseja la ejecución del plan Parker, el agregado militar norteamericano, para el desembarco de tropas, la detención de Castro (el general Cipriano, Presidente), el establecimiento de un gobierno provisional y el embargo de las aduanas por agentes americanos”. Hoy no se ocuparían de las aduanas sino de un negocio más provechoso: el petróleo.

Como podrán observar, los procedimientos de hace más de un siglo son bastante parecidos a los de hoy para amenazar a Venezuela, cuando EEUU se ha transformado en imperialismo. Existen diferencias, una de ellas muy importante, como es la presencia dentro de Venezuela de grupos opositores que demandan y apoyan esa política de agresión, mientras a comienzos de siglo no las había, todo lo contrario, lo que hubo fue unidad patriótica en defensa del país, comenzando por José Gregorio Hernández, quien acudió pronto a inscribirse en el Ejército y el más famoso opositor de la época, el Gral. José M. Hernández, el “Mocho”, quien salió de la cárcel a sumarse a la resistencia. Deben apreciar la profunda diferencia.

(*) Periodista venezolano. Presidente de Honor de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP).

-Fuente: www.ultimasnoticias.ve

Sobre Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires

También puede revisar

Canal 9: La inteligencia y la acción no se permiten distracciones

Estado de Alerta es Estado de Alerta. Cuando la asamblea de trabajadores de prensa de …

El pasado que piensa en nosotros

Por Ana Villarreal (*).- En estos días se cumplen 77 años de la gesta humanitaria …