Home / Gremiales / Asuntos Profesionales / 360 TDA: Todos o ninguno

360 TDA: Todos o ninguno

En 360 lo prometido es deuda. Una deuda monstruosa: 7 meses, 2 aguinaldos, no pago de los retroactivos de la paritaria 2016-17, incumplimiento sistemático del pago de las cargas sociales, sindicales y de obra social, así como de la ART. La lista sigue porque la empresa acordó el pago de las indemnizaciones con los trabajadores que decidieron acogerse al retiro voluntario en mayo de 2016 (sí, 2016) y jamás pagaron un solo peso. Apenas 2.000, a veces 3.000 pesos por semana, cifras sacadas a fuerza de perseverancia y convicción de todos los compañeros, la comisión interna y la UTPBA, que nunca cedieron en su planteo inicial: la preservación de todos los puestos de trabajo y el reclamo salarial, por lo adeudado y por el cobro en término y completo del mismo.

Este jueves 14 de setiembre la patronal que preside Sebastián Ferreyra concurrió al Ministerio de Trabajo para informar que se iba a convocar al personal para darle a conocer una “nueva propuesta económica” para aquellos que acepten desvincularse “voluntariamente” y sostuvo que ello se debía a la “imposibilidad de realizar inversiones necesarias para continuar con la explotación de la señal y con la producción de contenidos”, un enredo gramatical (brutalmente gramatical) que trató de vestir la decisión que el representante empresario había verbalizado durante la tensa reunión: se trata de un proceso de liquidación.

Las palabras Concurso de Acreedores, Quiebra, fueron dichas con una ofensiva ligereza, despreocupándose la patronal de una posible reacción, como si los 17 trabajadores de prensa que vienen resistiendo ejemplarmente hace más de un año y medio fueran a entender, con un gesto comprensivo, que aquello que la empresa decía venir a combatir hace 5 ó 6 años (capitalismo salvaje, incumplimiento de las leyes laborales, de los convenios colectivos, salarios insuficientes) termine siendo la decisión que propone como salida a semejante atropello que no atenúa –por el contrario, agrava- ese lenguaje muchachista y “del palo”, como si alguna pertenencia política y/o partidaria pudiera evaporar la lucha de clases que supone todo conflicto sindical.

La UTPBA,  junto con la comisión interna, volvió a dejar testimonio de su reclamo en el ministerio de Trabajo, revisó rápidamente las consecuencias de una política patronal a la altura de los intereses económicos que representa  -cuyo disimulo la hace quedar mal con Dios y con el Diablo-, e insistió en la defensa de todos los puestos de trabajo. Todos los puestos de trabajo. Todos.

Sobre Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires

También puede revisar

Eufemismos

Retiro voluntario y Conciliación Obligatoria son dos eufemismos que los representantes del mundo laboral, aquellos …

Una película que ya vimos

La verdad tiene la cara y los colores que le otorga la fuerza dominante en …